Una mujer feliz siempre es más atractiva

La belleza se ha enmarcado en cánones muy estrechos. Pera la belleza va mucho más allá de las revistas de modas. Para mí no hay mayor belleza que la producida por la felicidad. Y hay muchas maneras de ser feliz, una de ellas es gracias a la buena comida. Casa Carmen Restaurante es uno de esos sitios que le alegra a uno la vida. Cenar en este restaurante siempre es una experiencia placentera.

Yo no soy de esas mujeres que andan como locas contando calorías. Me gusta tener un cuerpo saludable y comer bien. Pero eso de parecer un flamenco me parece una tortura a la que se someten mujeres de baja autoestima. Y por suerte el mundo de la moda ha comenzado a promover un patrón de belleza un poco menos inalcanzable. Se han propuesto que las modelos no tengan ese raquitismo que las caracterizaba. Y eso está muy bien, porque así las muchachas no sienten que están pasadas de peso por no parecerse a las chicas de las revistas.

Así que vete a Casa Carmen y disfruta de una buena comida sin cargo de conciencia, que ese placer nadie te lo puede negar.

Comments are closed.